06
NOV
2019

Liceo Mixto básica 1 implementó entretenidas actividades de convivencia escolar en la pausa de la una de la tarde

Actividad apunta a un mayor cuidado en la hora del almuerzo

Música, bailes, deporte, juegos y cine, contemplan las actividades de convivencia escolar implementadas por el Mixto enseñanza básica en la pausa de la una de la tarde, la cual se extiende por una hora.

Pedro Rodríguez, orientador del Mixto básica 1 de calle Freire en Los Andes, sostiene que el objetivo de la iniciativa apunta a que los niños estén mejor cuidados en un horario en que tienen tiempos diferidos para almorzar. “De esta forma, evitamos que los escolares se pongan en cualquier situación de riesgo mientras juegan”, puntualizó el profesional, haciendo hincapié en que esto tiene que ver también con los indicadores de desarrollo personal y social, ligados a los hábitos de vida saludable y a la autoestima escolar y académica de los estudiantes.

“Se trata, asimismo, que los alumnos mejoren las relaciones, por eso tenemos actividades de diferente índole, porque los niños también tienen intereses distintos. Incluso, les hemos traído funciones de títeres, como “Julieta estate quieta” que vino de la enseñanza media de San Felipe”, enfatizó Rodríguez, afirmando que se busca que las actividades tengan un impacto en los estudiantes, “en tal sentido una vez les programamos una batucada”, agregó.  

“Esta ha sido una experiencia muy exitosa, porque hemos podido articular otras cosas, orientadas hacia los indicadores de desarrollo personal, social y lo que tiene que ver con convivencia, por lo tanto, el proyecto ha sido beneficioso”, señaló el docente, recordando que queda poco tiempo de clases, pero desde ya se espera para el próximo año continuar con el proyecto, incorporando otros elementos que le llamen la atención a los niños.

En este sentido, Alexia Parra de quinto año básico, piensa que las actividades son divertidas. “Porque además tenemos otras cosas que hacer además de jugar y aprovechamos de conocernos con alumnos de otros cursos”, indicó. Francisca Araya, en tanto, declaró con entusiasmo que las actividades le parecen súper bien. “porque así podemos conversar y compartir diferentes entretenciones. A mí me gusta estar con mis compañeras viendo una película”, concluyó. 

Sebastián Fernández, por su parte, aseguró que este proyecto ha ayudado a mejorar la convivencia entre los estudiantes. “Esto es muy positivo, porque estamos mucho mejor entre nosotros y así no hay peleas”, afirmó el niño. En el caso de Antonella López la iniciativa es muy buena, porque los niños que no se conocen lo pueden hacer. “Además, comentamos lo que hacemos. Esto es muy bueno, porque todos se motivan para hacer cosas distintas en el colegio”, finalizó la niña.

Deja un comentario

*

captcha *