Liceo Particular Mixto

Si bien, en nuestro país la educación es obligatoria a partir de kínder, los expertos en la materia son tajantes en destacar la necesidad de que los niños ingresen al sistema educacional en prekinder, decisión familiar que puede determinar su desarrollo y éxito académico para el resto de su vida escolar.

“La educación parvularia tiene que ver directamente con la trayectoria educativa de los estudiantes, sostiene decididamente Max González, director del Liceo Mixto Básica 1 de calle Freire en Los Andes, poniendo énfasis en que cursar  prekinder es fundamental para la formación social, afectiva y académica, no obstante en esta etapa no se busca escolarizar a los niños, ya que todo se hace a partir de los juegos.

Potenciar los rasgos de la personalidad de los párvulos, para que se desarrollen de manera armoniosa es otra de las virtudes del prekinder. “En el Mixto no buscamos que el niño llegue a kínder sabiendo leer, ni que termine kínder sabiendo contar, lo que buscamos es generar bases sólidas para cada nivel educativo posterior”, afirma el profesional, junto con destacar la labor de las educadoras de párvulo en tal sentido, toda vez que es en esta etapa en que el niño se encanta o se desencanta con la escuela.

“Por otra parte, existen estudios que acreditan la importancia que tiene para un niño de cuatro años insertarse en la vida preescolar, en cuanto a que se percibe un mayor desarrollo de habilidades cognitivas, sociales y psicomotoras”, sentenció el docente directivo, identificando como una deficiencia del sistema educativo el hecho que la educación parvularia sea voluntaria, dado el impacto que representa en el desarrollo integral de los niños.

Finalmente, el profesional aseguró que cuando se incorpora un niño a prekinder se le abre un abanico de posibilidades para que se pueda desenvolver en los distintos ámbitos de la vida, además de permitirle al sistema educativo realizar un seguimiento y evaluación formativa del estudiante, asimismo, en este nivel los párvulos desarrollan destrezas de lectura inicial que van a redundar en el futuro en contar con mejores habilidades de lectura y comprensión.

“El prekinder no es una moda. Los estudios de neurociencia indican que el cerebro alcanza un 90% de su desarrollo a los seis años. Por eso es necesario la incorporación temprana al sistema escolar, que entrega las herramientas necesarias en este proceso”, señala Paula Riesco, coordinadora de la carrera de Párvulos de la Universidad de los Andes, al diario El Mercurio en un artículo titulado “El gran paso del prekinder” publicado este martes 19 de enero.

Categories: Destacadas

0 Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *